EL ESCORIAL DE FELIPE II, LA MEDINA AZAHARA CRISTIANA   Leave a comment

MEDINA AZAHARA DE CIUDAD PALACIEGA A PARQUE

 

Adberramán III levantó en el siglo X la ciudad palaciega de Medina Azahara como una demostración de su poder. Adberramán convirtió su emirato en califato independiente en el 929 y construyó una magnífica urbe a unos kilómetros de Córdoba.

 

La ciudad fue concebida para impresionar. La parte noble, el alcázar, se construyó en las faldas de las estribaciones de Sierra Morena. Y los visitantes accedían al palacio desde el sur, ascendiendo por el sistema de terrazas dispuesto en la montaña. Los palacios se erguían a medida que el caminante se acercaba a la residencia del califa. Actualmente, la entrada al yacimiento de Medina Azahara está en la zona norte. Es decir, en vez de subir se desciende.

 

La Consejería de Obras Públicas y la de Cultura están elaborando un proyecto para convertir Medina Azahara y su entorno en un gran parque cultural. Esta idea contempla la construcción de un centro de recepción de visitantes al sureste, fuera de la muralla de la antigua medina. En un futuro, desde ese punto empezará la visita turística que irá ascendiendo por las faldas de las montañas como antaño.

 

Además, la intención es que los nuevos hallazgos, como la mezquita de barrio del siglo X que se acaba de descubrir, se incorporen al recorrido.

 

Las primeras excavaciones en Medina Azahara datan de principios del siglo XX. Sólo entre un 10% y un 30% de lo que fue la ciudad está hoy al aire. La tierra esconde las ruinas de una urbe que impactó a los viajeros de la época.

 

Desde los años ochenta del siglo pasado no se había excavado nada en Medina Azahara. Pero en abril de 2007 arrancó un trabajo arqueológico que ha sacado a la luz una nueva mezquita adosada a la muralla sur de la antigua ciudadela. Se trata de un templo, de 18 por 25 metros, en el que rezaban los habitantes de la medina y de los arrabales que rodeaban la ciudad palaciega.

 

Los investigadores han localizado el Mirab, la zona más sagrada de una mezquita. Tiene forma poligonal y está bien orientada hacia la Meca. Los arqueólogos también han conseguido localizar el antiguo alminar. Era la torre desde la que se llamaba a los fieles a la oración. A diferencia de las mezquitas de Córdoba, en ésta el alminar no se sitúa en la zona norte de la mezquita, sino al sur, debido a que el templo estaba pensado para los fieles que vivían extramuros.

Publicado 4 enero, 2009 por Andrés Magaña García en Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: