LA TRIBU DE CAMELOT | MUJERES EN RED   Leave a comment

image

 

La tribu de Camelot
Carlota y el misterio del canario robado
Gemma Lienas
Editorial Destino Infantil y Juvenil
ISBN 978- 84- 08-08122-7

Como habreis deducido por esta estupenda crítica se trata de un libro especialmente recomendable lleno de aventuras y de valores… igualdad, interculturalidad, solidaridad…

Carlota es una chica vital, entusiasta y con desparpajo, gran sentido del humor y mucha curiosidad. Fascinada por las leyendas artúricas, mundo en el que su madre, bibliotecaria, la ha introducido y empujada por su sentido crítico y sus deseos de luchar por un mundo mejor, crea su propia mesa redonda. Y así nace “la Tribu de Camelot”, formada por Carlota, Mireya, Berta, Eli, Miguel y Sa’îd. Con la ayuda de Merlín, el gato especial de Carlota, defienden sus valores y siguen pistas para resolver misterios que les meten en aventuras fascinantes. El lema de la Tribu de Camelot es: “Trabajar siempre en equipo, defender al débil y luchar por la igualdad”.

El libro tiene dos lecturas. Una, la que constituye el argumento, es decir, la primera aventura de la Tribu, centrada en recuperar, antes de que sea demasiado tarde, el canario de Rosa, la vecina de Carlota, que ha desaparecido. La segunda lectura la constituyen las informaciones complementarias que van jalonando el argumento. Estas informaciones, que se distinguen por su diseño, son de diversos tipos y hacen referencia a cuestiones de lenguaje, de cultura (por ejemplo, quien era Mozart o qué es la ópera), a leyendas artúricas, a experimentos (por ejemplo, cómo construir una brújula) y a valores, básicamente centrados en demostrar que la igualdad entre las personas todavía resulta utópica y que se debe seguir luchando por ella y por el cambio de mentalidades que la haga posible; en este sentido, hay que destacar que la Tribu de Camelot es el nombre elegido por el grupo después de descartar el de “Caballeras y caballeros de la Mesa Redonda” por excesivamente largo y del de “Caballeros de la Mesa Redonda” por invisibilizar a las chicas.

Este primer libro de la colección está concebido como un objeto precioso, por lo que va profusamente ilustrado a todo color y lleva tintas mágicas, que esconden mensajes secretos o que sueltan olor.

Con su panda de amigas y amigos, ha creado “La Tribu de Camelot”.

– ¿Cómo vamos al llamarnos éste y yo "las Caballeras de la Mesa Redonda"? dijo Miguel.
En eso llevaba razón

- Tendremos que pensar algún otro nombre -dijo Eli.

- No hace falta pensar mucho. Seremos "Los Caballeros de la Mesar Redonda" dijo Miguel

- Ah, no. Ni hablar -me opuse- Si decimos "los Caballeros" todo el mundo imaginará que es un grupo formado por chicos.

- Bueno, tampoco pasa nada.

- Pues claro que pasa – Se indgno Mireya- Por si no te has dado cuenta, somos cuatro chicas y dos chicos, y yo quiero que se note que estoy. Quiero ser visible.

- Y yo también -dijimos las demás.
Nos pusimos a pensar. Bueno, yo me puse a hacerlo, los demás no sé muy bien a qué se dedicaban dentro de sus cabezas. Yo sí le daba a la neurona, así que, por fin tuve una idea:

- Seremos la Tribu de Camelot

Una historia en la que se habla de igualdad, contra prejuicios y discriminaciones

En casa de Carlota, todo el mundo comparte las tareas del hogar y el hermano de Carlota también tiene sus obligaciones…

- Capitán Rackman, tendrá que dejar su puesto a un vigía y venir a poner la mesa.
El capitán RAckman debió de sentirse ofendido por ser tratdo de forma tan poco acorde con su rango y condición.

- Los piratas no colaboramos en las tareas domésticas.
Mamá le miró con aire torcido.

- Ya puedes ponerte inmediatamente a ello -dijo mámá, olvidando al pirata Rackman y usando un tono que no dejaba espacio para la duda.
Mi hermano dio un salto hacia tierra firma

- Ya voy – rezongó dirigiéndose al cajón donde se guarda el mantel

Descubrimos con la historia que también existieron mujeres piratas…

Gracias al libro descubrimos la historia de Mary Read y Anne Bonny

Aprendemos sobre ecología y medio ambiente, sobre mobilidad y derechos para aquellas personas con capacidades diferentes…

A través de Rosa, una de las amigas de Carlota que va en silla de ruedas y tiene que desplazarse en una ciudad que no está pensada para personas con sus dificultades.

– Hay qué ver, Rosa. Parece mentira que construyan los pisos sin pesnar en la gente que va con silla de ruedas.

Yo esperaba que Rosa contestara también lo de siempre: "Eso lo arreglaré yo cuando haya terminado la carrera de arquitectura".

Bueno… la historia de Carlota es larga y estas notas son sólo el comienzo…

De verdad… si tienes hijas e hijos de 9 a 12 años… se merecen el libro

https://www.mujeresenred.net/

Publicado 4 enero, 2009 por Andrés Magaña García en Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: