EL ESCORIAL, HABITAT DEL LINCE IBÉRICO (JUAN LUIS REGUILÓN MIGUEL) – 20091123   Leave a comment

http://www.lynxexsitu.es/menu_inicio.htm

http://www.linceiberico.com/lin_par_ib03/index.htm

http://linceiberico.es/

Astrid Vargas dice "la cría en cautividad del lince es un modelo internacional"

EFE – Sevilla – 11/11/2009 11:34

La directora del programa de cría en cautividad del lince ibérico, Astrid Vargas, ha destacado a Efe que este proyecto se ha consolidado como "un modelo internacional" para la conservación de especies amenazadas.

Vargas, que dirige desde final de 2003 la cría "ex situ", según terminología científica, del lince ibérico, ha señalado en una entrevista con Efe que este programa ha proporcionado "una red de seguridad" para evitar la extinción del felino más amenazado del planeta, ha acumulado mucho conocimiento científico de excelencia para proteger esta especie y la ha divulgado internacionalmente.

Buena parte de estos avances se han recogido en un libro coordinado por Vargas, en colaboración con el grupo de felinos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN en sus siglas en inglés), que ha editado la Fundación Biodiversidad.

El equipo de Vargas ha avanzado en el conocimiento de la escasa variabilidad genética del lince, dada su reducidísima población, en su reproducción, con aspectos hasta ahora desconocidos como los falsos embarazos, y sobre elementos cruciales de su comportamiento como los ataques fratricidas entre cachorros.

Vargas cree que ha cumplido con "la responsabilidad" de divulgar este vasto conocimiento, "válido para otros muchos mamíferos" y que sirve "como estructura de trabajo para programas ex-situ".

Este libro, que se puede descargar libremente desde la página en internet de la Fundación Biodiversidad y del programa ex-situ, también responde a "la belleza" de la especie con una cuidada edición que incluye doscientas fotografías cedidas gratuitamente por un decena de profesionales, entre ellos, Joe Zammit-Lucía, así como poemas, y un excelente epílogo del naturalista Miguel Delibes.

"Hemos querido llegar no sólo a la parte intelectual sino también a la emocional porque queremos transmitir información, compartir conocimiento científico pero también llegar al corazón de la gente", ha enfatizado Vargas, que explica que en el trabajo han participado autores de once países cuyos textos se han traducido al inglés y revisado una decena de veces.

Vargas admite que la cría ex-situ del lince ibérico tiene la ventaja de poder estudiar cuestiones "que difícilmente hubiéramos podido hacer en la naturaleza", como los embarazos y partos de este felino, pero ha destacado que ha concitado el trabajo de "los mejores expertos nacionales e internacionales" que han colaborado "como grupos que no compiten entre sí, sino que se complementan".

"No queremos criar linces en jaulas sino que hemos trabajado siempre pensando en su reintroducción en la naturaleza", ha apostillado Vargas, quien ahora colabora en la primera reintroducción de ejemplares que la Junta de Andalucía desarrollará antes de final de año en Córdoba y en Jaén.

En su opinión, los conocimientos adquiridos en el programa ex-situ sobre el comportamiento del lince ibérico serán cruciales para estas reintroducciones que liberarán cachorros nacidos en cautividad a los que se pretende instruir para que mejoren sus habilidades para sobrevivir en la naturaleza.

El equipo de Vargas logró en 2005 la primera reproducción de cautividad del lince ibérico, que suma ya 39 ejemplares supervivientes, repartidos en los centros de El Acebuche (Doñana), La Olivilla (Sierra Morena), el Zoobotánico de Jerez de la Frontera y el nuevo de Silves (Portugal).

Esta científica obtuvo hace unas décadas otro relevante éxito con la cría en cautividad del turón de patas negras, otro mamífero al borde de la extinción del que se han reintroducido ya un millar ejemplares en Norteamérica.

Pacto Ibérico por el lince

Ecologistas en Acción felicita a todos los implicados en la elaboración del Pacto Ibérico por el lince, que consideramos inicia una nueva etapa en los esfuerzos para evitar la extinción del lince, ya que este pacto supone un importante avance en la conservación de la especie al aglutinar a las diferentes administraciones con presencia de lince o áreas potenciales (aunque faltan las comunidades autónomas de Madrid y de Castilla y León); fortalece el papel del Ministerio de Medio Ambiente como coordinador de las administraciones regionales españolas; e incorpora al Ministerio de Medio Ambiente de Portugal, logrando el necesario carácter ibérico.

La firma de este Pacto Ibérico, supone una serie de compromisos que deben desarrollarse con actuaciones concretas, y desde Ecologistas en Acción consideramos que algunas de estas actuaciones deberían ser las siguientes:

- Confirmar o descartar de forma definitiva la presencia de la especie en todas las poblaciones de lince identificadas en 1990 en las que siguen existiendo indicios de su presencia, con el objetivo de adoptar las medidas necesarias para su conservación.

En los últimos años la localización de excrementos de lince en varias zonas de su distribución histórica, junto con la reciente comprobación mediante video de presencia de linces en Castilla-La Mancha son esperanzadoras, y nos demuestran que todavía pueden quedar otras poblaciones, incluso reproductoras, de lince ibérico.

Resulta sorprendente, y decepcionante, que todavía hoy en día no conozcamos con exactitud el área de distribución de la especie y el número de ejemplares existentes. No podemos olvidar que una población de linces, por reducida que pudiera ser, en zonas de Extremadura, Castilla y León o Madrid tendría una gran importancia para la conservación de la especie.

- Establecer medidas drásticas de conservación del hábitat del lince ibérico, asegurando su adecuada gestión, regulando actividades como la caza, evitando los cambios del uso del suelo y excluyendo en toda su área de distribución los proyectos urbanísticos y de infraestructuras (carreteras o embalses) altamente impactantes.

Es absolutamente necesario blindar las últimas poblaciones de la especie, y para ello es necesario que la conservación del lince sea prioritaria, incluso frente al PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras de Transportes), la política de aguas, el desarrollo urbanístico etc.

Para que los programas de cría en cautividad tengan realmente sentido es evidente que resulta imprescindible que se tomen medidas eficaces para lograr la conservación del hábitat.

- Aprobación de los Planes de Recuperación de la especie en las cinco Comunidades Autónomas (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid).

Hasta el momento solo Castilla-La Mancha y Extremadura cuentan con este Plan mientras que Andalucía pese a su protagonismo no ha querido aprobarlo y Castilla y León y Madrid prefieren considerar a la especie como extinguida.

Afortunadamente la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, actualmente en discusión en el Senado, establece un plazo máximo de tres años para la elaboración de los Planes de Recuperación, esperemos que esto sirva para lograr su elaboración.

- Aumentar el nivel de coordinación entre las administraciones, instituciones y organizaciones implicadas en la conservación del lince ibérico.

Seguimos sin poder participar en el grupo de trabajo del lince dependiente de la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza.

Todos estos retos se resumen en uno solo, la aplicación de la Estrategia Nacional para la Conservación del lince ibérica, ya que todo lo mencionado está incluido en esta Estrategia aprobada en febrero de 1999, y que hoy todavía es una hoja de ruta perfectamente valida para asegurar la conservación a largo plazo del lince ibérico.

En los últimos 10 años se ha trabajado mucho para evitar la extinción de este felino, se han logrado avances y se han cometido errores, pero resulta preocupante que los problemas que tenemos actualmente son prácticamente los mismos que los que identificó el Taller sobre la Viabilidad de las Poblaciones del Lince Ibérico, celebrado en Cabañeros en 1998. Concretamente:

- Insuficiente coordinación entre todos los responsables de la conservación del lince. 
- Alteración y destrucción de su hábitat 
- Fragmentación de sus poblaciones, con los problemas demográficos y genéticos asociados. 
- Disminución de la disponibilidad del conejo. 
- Factores de mortalidad no natural: atropellos, furtivismo, lazos y cepos. 
- Insuficiente información y concienciación social 
- Insuficiente conocimiento sobre abundancia y distribución del Lince Ibérico necesario para el diseño y adopción de medidas de conservación.

Han pasado 10 años de aquella reunión, se ha trabajado mucho para evitar la extinción de este felino, se han logrado avances y se han cometido errores, pero resulta muy preocupante que los principals problemas que tenemos actualmente son prácticamente los mismos de entonces.

http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article9634

Publicado 23 noviembre, 2009 por Andrés Magaña García en Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: