Las Machotas del Real Sitio del Escorial   Leave a comment

La Machota Alta y la Machota Baja, cumbres hermanas, son para muchos las últimas cumbres de la Sierra de Guadarrama por su lado occidental. Otros por el contrario consideran que la sierra continúa hacia el sur por la prolongada serrezuela de La Almenara, que concluye en el pico del mismo nombre, más al sur de Robledo de Chavela.

Unos terceros por el contrario señalan que la Sierra del Guadarrama sigue más aún hacia el oeste, considerando parte de la misma a la Sierra de Malagón, con los piscos de San Benito, sobre el puerto de la Cruz Verde, y la Risca de Santa Catalina, cima de 1.386 metros que se alza justo encima de Valdemaqueda.

Como sea, Las Machotas son a pesar de su escasa altura, 1.461 metros la más elevada de ambas, un mirador de primer orden del Sistema Central, regalando un escorzo poco conocido del Guadarrama hacie el Norte y la sorpresa del lejano Gredos al Oeste.

Su ascensión resulta sencilla y entretenida, pues recorre diferentes ecosistemas de interés, como el protegido robledal de La Herrería y una sucesión de prados y pedrizas característicos de las sierras del centro peninsular.

La excursión bien puede empezarse en la explanada situada a los pies de la Silla de Felipe II, aunque resulta mucho más entretenida si se comienza en la ermita de la Virgen de Gracia, situada a la entrada de los bosques de La Herrería.

Silla de Felipe II

Desde la ermita continuar unos metros por la carretera que lleva a la famosa silla, hasta alcanzar el inicio de un marcado sendero que abandona el asfalto a mano izquierda. Está señalizada con las marcas blancas y rojas de los senderos de Gran Recorrido. En este caso se trata del GR-10, que cruza de Este a Oeste la península Ibérica entre Valencia y Lisboa.

En poco más de quince minutos se alcanza el característico amontonamiento de piedras en cuya cúspide está tallada la rústica piedra sobre la que se dice que Felipe II contemplaba los avances de la construcción del monasterio del Escorial.

Al otro lado de la explanada situada al pie de las escaleras de la silla y a la derecha de un chiringuito, el camino continúa hasta el pie de una escalinata que lleva a una casa de piedra abandonada. No tomar las escaleras, sino continuar por el camino que se abre a la derecha.

Las señales blanquirojas llevan a la senda a una barrera que cierra una pista y luego junto a una tapia de piedra. Del otro lado está la finca de Los Ermitaños. El camino continúa con sucesivas subidas y bajadas siempre con la cerca de piedra a mano izquierda.

Una última cuesta lleva a una esquina donde sobre una piedra, las señales indican que hay que saltar la tapia. Puede pasarse al otro lado por cualquiera de los dos rotos abiertos en la valla. Lo más recomendable es hacerlo por el situado más a la derecha, para regresar por el segundo.

Una vez cruzada la tapia, se alcanza una pradera despejada donde el camino se diluye un tanto. No cuesta demasiado encontrar el rumbo correcto, que siempre circulará con la tapia de piedra a mano izquierda.

Por un terreno empradizado con abundantes afloraciones rocosas, se gana altura con rapidez. Se deja a la derecha otra construcción abandonada, hasta que la cuesta remite. La tirada concluye ante una cerca de piedra, en el collado de Entrecabezas o Portacho, a una altura de 1.284 metros.

Sin pasar al otro lado de la cerca de piedra que recorre la línea de cumbres de Las Machotas, tomar el camino perpendicular que a pocos metros de la cerca de piedra, acomete la subida a mano izquierda, Noroeste, de La Machota Alta.

Puntos anaranjados sobre las peñas lo señalan. En ocasiones se abren diferentes ramales siendo más recomendable el situado más cerca de la tapia de piedra situada a mano izquierda.

La cuesta remite al poco y se alcanza la cimera de La Machota Alta. El punto más elevado es un amplio berrueco situado al otro lado de la cerca de piedra.

Pico del Fraile

Es habitual en este punto proseguir unos trescientos más hacia el norte hasta alcanzar el Pico del Fraile. La importancia de esta cima secundaria no es otra que su inconfundible silueta: un religioso encapuchado que se afana en escribir sobre su escritorio quién sabe qué textos.

ZarzalejoDe regreso al collado, saltar la tapia por un roto situado junto a un somier que ejerce de oxidada puerta. En el otro lado continuar unos metros rumbo Sur, hacia la Machota Baja, hasta alcanzar el segundo camino que discurre dirección Noreste-Sudoeste. Tomarlo a mano derecha.

El camino enseguida empieza a tomar altura separándose del collado, al tiempo que se coloca en la vertiente meridional de la Machota Baja. Entre piedras y jarales, el camino perfectamente definido, alcanza un collado.

Continúa su ascenso, hasta que después de pasar entre unas rocas alcanza una callejón situado bajo las peñas cimeras. El camino principal continúa hacia el Sur, descendiendo más adelante hacia Zarzalejo. Conviene poner atención en este punto, pues hay que dejarlo a la altura de una canal que desciende del lado izquierdo, Sureste.

Enseguida se define una senda que sube por la corta canal hasta situarse bajo el bloque cimero. En lo más alto, un vértice geodésico y un buzón metálico en cuyo interior un cuaderno y un lápiz aguardan a que los valientes que lo alcancen estampen sus impresiones.

Datos básicos
Situación. Robledal de La Herrería. San Lorenzo del Escorial.
Cómo llegar. Desde Madrid, por A-1 hasta Las Rozas y M-600 a San Lorenzo del Escorial. Tomar aquí la M-505 hasta el desvío a la Silla de Felipe II, sobrepasado el kilómetro 20.
Distancia. 65 kilómetros desde Madrid.
Accesos. Desde la M-505 tomar el desvío a la ermita de la Virgen de Gracia y Silla de Felipe II. Desde la ermita de Gracia seguir unos metros por la carretera de la silla hasta que se inicia a mano derecha el marcado camino del GR-10.
Recorrido. Ruta lineal.
Regreso. En vez de descender desde el collado Entrecabezas por el camino utilizado para subir hasta aquí, se puede regresar sin cruzar la tapia de piedra por el roto situado junto al somier que hace de puerta. Se toma de esta forma a la derecha el camino señalizado con las marcas del GR-10 y que discurre paralelo al de subida, ahora con la tapia de piedra a mano izquierda. Hacia su mitad hay que pasar un torno metálico que impide que el ganado salga de la finca. Al final confluye en el doble roto de la tapia, en el inicio del bosque de La Herrería, continuando a partir de este punto por la misma senda que a la subida.
 

Créditos: Alfredo Merino, El Mundo 21/02/2011;

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: