ADHESIONES PARA AMPLIAR EL PROYECTO DE PARQUE NACIONAL SIERRA DE GUADARRAMA   Leave a comment

Hace tiempo ya hablamos desde GeoNopia (Geografía de la Imaginación) de las idas y venidas del futuro Parque Nacional Sierra de Guadarrama, que comprenderá territorios de la Comunidad de Madrid y de Castilla y León. Actualmente, el proceso ha seguido avanzando a trompicones y nos ha legado un espacio natural protegido claramente insuficiente para preservar la totalidad de los valores que contiene.

Es por esto que grupos interesados, como científicos, deportistas y ecologistas, han comenzado una campaña de recogida de firmas con el objetivo de abrir los ojos a la administración madrileña y que amplie la zona protegida a rincones que quedaron fuera después de la revisión del primer PORN (Plan de Ordenación de Recursos Naturales).

El Hueso o Peñalarco en la Pedriza. Fuente: GEONOPIA

Entre los promotores de la campaña se encuentran el catedrático de Geografía, Eduardo Martínez de Pisón, que ha dirigido la redacción del PORN de la vertiente madrileña, el catedrático de Paleontología y codirector del yacimiento de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, el escritor Julio Vías o el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y montañero, Pedro Nicolás.

Cabezas de Hierro desde Peñalara. Fuente: GEONOPIA

Los promotores han redactado un manifiesto (descargable aquí) animando a la participación de los madrileños e interesados en preservar un maravilloso entorno natural y cultural del centro peninsular.

Para adherirse a esta iniciativa:

mejorpnguadarrama@gmail.com

Desde GeoNopia animamos a seguir esta convocatoria ya que la hermosa Sierra de Guadarrama se merece una protección firme e integral de sus variados y ricos elementos constituyentes. Sólo de esta manera podrán preservarse para el disfrute de las generaciones futuras.

Hace ya algunos años que la panda política madrileña vió en la Sierra de Guadarrama un paraje natural digno de ser conservado, eso si, tras la pertinaz insistencia por parte de círculos científicos y ecologistas durante años.

El problema era el de siempre, otorgar la figura de protección máxima ambiental en nuestro país es un grave escoyo para la industria del ladrillo, además, la Sierra de Guadarrama es un cebo perfecto para vender chalets en la naturaleza, lo que ponía en contra del gobierno regional a las grandes constructoras y corporaciones que más vale tener contentas.

En 2006 se redactó el PORN (Plan de Ordenación de Recursos Naturales) del futuro Parque Nacional de Guadarrama, en el que trabajaron equipos coordinados de especialistas científicos de gran valía y que, después de dificultades nunca vistas, por el nivel de antropización del entorno serrano, lograron estructurar el territorio guadarrameño para salvaguardar las más de 1.280 especies animales y 1.500 especies vegetales autóctonas, así como parajes de gran valor geográfico y cultural, como La Pedriza, la Laguna y Circos de Peñalara, el Paular y muchos más lugares de importancia natural y espiritual.

Así, se llegó a la conclusión de otorgar la máxima protección a unas 34.500 ha dentro de las 100.000 ha pertenecientes a la Comunidad de Madrid, donde solo estarian permitidas las actividades económicas tradicionales o bajo la potente regulación del PORN .

Han pasado 3 años desde que se publicó el PORN hasta que se ha revisado y aprobado. Mientras tanto, los planes urbanísticos de 37 municipios pertenecientes al entorno de la Sierra de Guadarrama han visto detenida su actividad ladrillera. Durante estos años, donde se han introducido miles de modificaciones en el documento original, los ayuntamientos no han perdido el tiempo y han aprobado planes que incluyen cuatro campos de golf y 25.930 viviendas.

En el 2009, la cúpula “ecopolítica” madrileña se pavonea de aprobar la creación de uno de los Parques Nacionales más extensos de España, sin embargo, el nuevo mapa de la zona de máxima protección, donde la actividad urbanística está intensamente condicionada por el PORN, se ha reducido casi un 50%, hasta quedarse en  19.778 ha.

Dando luz verde a la recalificación de suelo que hace  3 años eran de gran valor natural y hoy son susceptibles de mantener bosques de chalets, aparcamientos y campos de golf.

Nos encontramos ante una gran jugada urbanística donde se ha utilizado de cabeza de turco la Naturaleza de la Sierra de Guadarrama. Se ha dado a entender la necesidad de proteger nuestro patrimonio natural cuando lo que se pretendía era comprobar la validez de nuestros paisajes serranos para escenificar un parque temático. Ahora todo el mundo sabe que la Sierra de Guadarrama es un tesoro natural incalculable y, también son conscientes, de que podrán tener su chaletito con vistas en las cercanías de un Parque Nacional. Una vergüenza

Créditos y Agradecimientos: GEONOPIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: