Primera Aproximación a la Construcción de las Paredes Perimétricas y otras Arquitecturas de Piedra en Seco del Real Sitio del Escorial   Leave a comment

COMO CONSTRUIR UN MURO DE PIEDRA SECA

Un muro de piedra “seca” significa un muro sin argamasa para sostener las piedras juntas. Debido a que las piedras individuales se pueden levantar levemente en respuesta al levantamiento por helada, no hay necesidad de tener cimientos debajo de la altura de helada. Aún así, la construcción con piedra requiere de un compromiso sustancial de tiempo y esfuerzo. Los siguientes pasos le ayudarán a crear un muro independiente o un muro de contención que embellecerá su propiedad.

1. Marque con estacas y cordel la línea interna que debe seguir el muro. Es posible que al ver el área delimitada prefiera hacer algunos cambios de posición y proporción del sendero.

2. Para calcular la cantidad de piedra que necesitará, haga un dibujo del proyecto y mida la longitud total del muro propuesto; mida también la anchura si se trata de un muro independiente. La piedra se compra por tonelada, y cada tonelada de los diferentes tipos de piedra rinde longitudes distintas. Cuando lleve las medidas, el encargado del lote de piedras le dirá la cantidad de toneladas que necesita para el proyecto.

3. Hay literalmente cientos de colores y variedades diferentes de piedra, tales como arenisca, caliza, granito, micaesquistos, cuarzo, pizarra, etc. Pero hay tres formas básicas:

a) La piedra de río es de forma redondeada como ”bola de boliche”.

b) La piedra “apilada” tiene forma irregular, aunque es relativamente plana.

c) La piedra labrada está cuidadosamente cortada para que tenga un tamaño uniforme y sea completamente plana.

Puede elegir la variedad particular deseada, con base en el aspecto que usted quiere y el precio. La piedra labrada es más costosa que las otras dos, pero le da al muro una apariencia más formal. El encargado del lote de piedras entregará su pedido sobre paletas de madera unos días después de ordenarlo.

4. Cave una zanja poco profunda para la base de aproximadamente8 pulgadas de profundidad. La zanja debe ser de2 a3 pulgadas más ancha que la base de la pared propuesta. Si tiene acceso a una cultivadora de dientes traseros, será necesario aflojar el suelo. Construya una escalera en una pendiente empinada si la pendiente es de más de 10 grados. Cave una zanja en escalera para la pared de manera que cada sección esté colocada sobre un cimiento nivelado. El suelo debajo de la pared puede deslizarse en una pendiente, especialmente en la primavera cuando la superficie se deshiela mientras el subsuelo está congelado aún.

5. Llene la zanja con material de piedra triturada hasta el nivel original del suelo para tener una cimentación estable. Nivele cuidadosamente el material con un nivel de carpintero; una tabla del ancho de su zanja es útil para esparcir la piedra triturada. El material se comprimirá y endurecerá con el tiempo.

6. Lleve una buena selección de piedras al lugar donde desea construir, utilizando una carretilla o un volquete para jardinería. Éste es un trabajo pesado, pero es importante contar con una diversidad de tamaños y formas para trabajar si no está utilizando piedras labradas.

7. Comience colocando las piedras para formar su muro. Ajuste las piedras juntas, como si fuera un rompecabezas. Puede ayudarse a darle forma con un cincel y un martillo. Es mejor colocar una hilada a la vez. Varíe el tamaño de las piedras a medida que avanza; después de una piedra grande coloque varias piedras más pequeñas. Utilice piezas más grandes en un extremo de la pared para aumentar la estabilidad. Utilice material de piedra triturada para nivelar y sostener las piedras disparejas.

8. Dos cosas le ayudarán a reforzar un muro de piedra. La primera es el número de piedras que se colocan en todo el ancho del muro. Coloque piedras del tamaño correcto en todo el ancho periódicamente a medida que apila cada hilera. (Los muros de piedras labradas generalmente son del ancho de una piedra; de manera que todas las piedras serán del ancho completo de la pared).

9. La segunda regla para reforzar es "uno sobre dos, dos sobre uno". En otras palabras, cuando tiene dos piedras muy juntas en una hilera, coloque una piedra sobre la junta en la siguiente hilera. De igual manera, en donde tenga una piedra grande en una hilera, en la siguiente hilera coloque una junta entre dos piedras de esa longitud.

10. Tenga especial cuidado en las esquinas y extremos verificando que las juntas nunca se alineen desde una hilada a la siguiente. Utilice piedras más grandes para las esquinas, pues es el extremo de dos direcciones y alterne la dirección de la pared que contiene el extremo con más piedras a medida que apila hiladas.

11. Con piedras sin labrar, coloque cada hilada en los espacios entre piedras de la hilada inferior. Coloque las piedras sin labrar con el lado plano hacia abajo. Como dijo alguna vez un experimentado habitante de Vermont, "Hasta una piedra redonda tiene un lado plano si la observas lo suficiente".

12. Guarde una selección de piedras grandes para utilizarlas como la hilada final o como “tapa” de la pared. El peso adicional ayuda a estabilizar la pared.

Créditos y Agradecimientos: Red Permacultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: