LA ALHAMBRA SEGÚN ROBERT IRWIN # PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD   Leave a comment

Robert Irwin. Historiador y escritor: "Para un árabe, las paredes de la Alhambra son un libro de piedra". Investigador insaciable, sus continuas preguntas en torno al monumento han ofrecido a veces curiosas respuestas en las que muy pocos habían caído antes. Es autor de libros como ‘Arte islámico, Nocturno oriental’ o ‘El harén sublime’.

Robert Irwin./ Pepe Torres

Para Robert Irwin, uno de los mayores expertos en arte islámico, regresar a Granada "es como volver al paraíso". Y ayer lo hizo para presentar el libro La Alhambra (editorial AlMed), en el que defiende curiosas teorías, como que el recinto monumental no fue diseñado por arquitectos, sino por poetas o que para disfrutarla plenamente hay que estar dentro de sus palacios sentado y de noche. El libro abre una nueva colección de la editorial dedicada a los monumentos más llamativos del mundo.

-¿Por qué es tan importante la Alhambra?

-Porque es el recinto más bonito del mundo. También lo es porque son los únicos palacios musulmanes que han sobrevivido desde la Edad Media. También forma parte de la cultura europea y musulmana. Dentro de la fantasía, la Alhambra es como el palacio de Salomón.

-Usted sostiene que para disfrutar plenamente del monumento, hay que verlo de noche y sentado en el suelo…

-Y no soy el único que lo piensa. Varios historiadores del siglo XIX comentaban lo hermoso que era estar en la Alhambra por la noche. Lo cierto es que la vida de los reyes en la corte nazarí se desarrollaba durante el día fuera de los palacios, en el campo. Hacían cacerías o iban de excursión o pasaban el tiempo en otras fincas. Hacían su vida en el campo. De hecho, en la Alhambra no existen comedores. Sólo regresaban por la noche. Y era así, sentados, y con la luz de las velas, como la disfrutaban.

-También defiende que la Alhambra no es obra de arquitectos, sino de poetas…

-Y esencialmente de dos poetas: Ibn Zamrak e Ibn al-Jatib. Si estudiamos la caligrafía de los palacios, vemos que está hecha en proporciones muy estrictas. Y esas proporciones determinan las proporciones del resto de los espacios. Los turistas que visitan la Alhambra creen ver sólo garabatos sobre las paredes, algo que no significa nada para ellos. Pero para un árabe, entrar en los palacios es entrar en un libro de piedra. Hay versos del Corán, palabras sobre dios, pero también poemas dedicados al propio edificio en las fuentes y sus alrededores. Son palacios literarios.

-La Alhambra supuso el apogeo de la cultura hispano-musulmana. ¿Puede ese apogeo volver a repetirse en el futuro y que la cultura árabe pueda ser una de las más avanzadas?
-No lo sé. No soy experto en el mundo moderno. Pero a ese respecto soy un poco pesimista. No creo que por el momento vuelva a producirse ese apogeo.

-¿Veremos en el futuro a algún musulmán astronauta?
-Es posible, pero sólo si va en una nave espacial norteamericana, o rusa o china. El mundo musulmán está ahora más preocupado por cosas prácticas, como la desalinización del agua. No tiene demasiado interés por otro tipo de investigaciones tecnológicas.

-¿A qué se debió el declive de Al-Ándalus?
-Ante todo, a la reconquista por parte de los cristianos. Hay dos posibles preguntas y dos posibles respuestas. A veces, los musulmanes desplegaban grandes ejércitos contra los cristianos. Es el caso de cuando en Granada se recibió la ayuda de los almorávides. Pero los cristianos nunca dejaron de ganar terreno. Los cristianos eran mejores colonizadores. Tenían una buena base agrícola y mucha unión religiosa. Los musulmanes no tenían tanto éxito a la hora de colonizar. Y el declive no sólo se produjo en Al-Ándalus: también sucedió en Egipto y en Siria. En cierto modo, el declive se puede explicar en parte porque los cristianos estaban unidos por muchas cosas, mientras que a los musulmanes sólo les unía la religión. También hay que tener en cuenta otra cosa: Los palacios de la Alhambra son muy hermosos, pero aquellos tiempos eran tiempos de mucha violencia. Poetas como Ibn Zamrak ordenaron estrangular a sus propios maestros y luego ellos mismos fueron asesinados. La Granada de An-Ándalus era como el Iraq del partido Baaz.

-Una de las teorías que sostiene es que el Patio de los Leones era una escuela de estudio coránico…
-Es una especulación de mi parte, pero sí, yo creo que era una madrasa. Lo digo porque se parece mucho a las madrasas marroquíes.

Robert Irwin se acerca en ‘La Alhambra’ a las estancias históricas del monumento más desconocidas, aquellas que están cargadas de misterios y también recoge en este título de la editorial granadina Almed los personajes y vivencias de los protagonistas alhambreños. Las salas y palacios nazaríes están cuajados de misterios y de leyendas en los que Irwin pone orden a través de sus reflexiones. Fue un viajero más que visitó el monumento, con la sombra de muchos antecedentes románticos, de las huellas de otros británicos que se quedaron prendados de la belleza de la Alhambra.

-¿A que leyendas y mentiras se refiere en el libro?

-Por ejemplo, las de Washington Irving que son una pura ficción. Hay mucho prestado de las 1001 noches. Hay mucho invento sobre moros que aparecen en sus cuentos y que cuentan sus supuestas historias en primera persona. Hay otras mentiras/leyendas sobre gente que vive en el Magreb y supuestamente son descendientes del al-Andalus y todavía tienen las llaves de sus casas en Granada.

Los siete palacios de la Alhambra

-¿Cuál fue el mayor deterioro que sufrió el monumento?

-De los siete palacios que hubo, cinco fueron destruidos. Luego ya sabemos que se ha trabajado mucho en la restauración de buena parte del monumento, Y se puede decir que muy bien por cierto.

-¿Qué palacios realmente no lo son?

-Es posible que el Palacio de los Leones fuera en realidad una Madraza o escuela religiosa.

-¿Qué representa para la ciencia la Alhambra?

-Sobre todo el hecho de que su diseño está basado en proporciones matemáticas, algo que le da armonía. Aquí tenemos al gran visir Ibn al-Jatib, que además de poeta, visir, un gran hombre de letras y sufí, tenía conocimientos en matemáticas e inspiró el diseño de algunos de los espacios más relevantes de la Alhambra, como el patio de los leones.

-¿Con qué tópicos del monumento acaba este libro?

-A lo largo de todo el libro dejo claro que la belleza del monumento contrasta con la realidad de una época de pobreza, guerras, enfermedades y asesinatos políticos. El siglo XIV, que fue sin duda un siglo conflictivo, marcará la decadencia del poder musulmán en la Península. Los nazaríes empiezan aquí el tramo final de última dinastía musulmana de Al-Andalus.

-¿Qué opina de la explotación turística?

-En una primera reflexión pero reconozco que veía mal a tanto turista andando por el monumento, pero también reconozco que mi primera visita a la Alhambra fue como turista.

-¿Fueron los viajeros románticos los que primero destacaron la importancia de la Alhambra?

-Los viajeros románticos con su obra de difusión ayudaron a salvar a la Alhambra del estado de declive en que se encontraba en el siglo XIX. Fueron ellos lo que alertaron del deterioro.

Créditos y Agradecimientos: Diario de Sevilla JESÚS ARIAS # FOTOGRAFÍA, PEPE TORRES # IDEAL.ES

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: