SAN MIGUEL DE LOS REYES (VALENCIA) # EL ESCORIAL EXTRAMUROS   Leave a comment

Se le ha comparado a una nave de piedra varada en medio de la huerta. Herreriano y severo, majestuoso, el viejo monasterio de los Jerónimos, tan parecido en su arquitectura al monasterio de El Escorial, es una joya de la ciudad de Valencia, que es preciso valorar. Valencia ha conseguido salvarlo: pero todavía hay mucho trabajo que hacer en sus inmediaciones.

Está ligado al barrio de Orriols, con el que tuvo tan intensa relación en otros tiempos. La vía que llevaba de Valencia a Barcelona, por la calle de Sagunto, llevaba a Tavernes Blanques y Almàssera. Por ese Camino Real, llegaron todas las visitas de los reyes si venían del norte. La costumbre consistía en pasar la noche con los monjes, como hizo por ejemplo Felipe II, y desde allí emprender, al día siguiente, la entrada oficial en la ciudad de Valencia.

El duque de Calabria es quien promovió la transformación del viejo convento de Sant Bernat de Rascanya en el monumental conjunto que los jerónimos recibieron. La religión y la cultura, en el siglo XVI, hicieron alianza de la mano de un duque liberal y renacentista, cultivador de la belleza. «La idea era construir un nuevo edificio que incluyera un monasterio, una escuela de arte y teología en torno a su famosa biblioteca y un panteón familiar», indica la guía de la Biblioteca Valenciana. «El proyecto, se añade, fue encargado a Alonso de Covarrubias, arquitecto del rey y de la catedral de Toledo».

Tras la desamortización, a mediados del siglo XIX, el monasterio fue convertido en penal, con notables cambios en sus instalaciones. Ahora hace un siglo, en 1911, sufrió un grave incendio. Tristemente famoso, durante la guerra y la posguerra, por albergar a presos políticos y represaliados de todo signo, el conjunto fue almacén de trastos, administrado y abandonado por sus dueños, el Ayuntamiento y la Diputación, entre los sesenta y los noventa.

La Generalitat, a finales de siglo, tuvo el acierto de salvarlo y transformarlo, en una ejemplar operación arquitectónica, en Biblioteca Valenciana. Pero está pendiente el derribo de los feos edificios que la circundan, la salvación de su ruinoso muro y la protección integral de la huerta que lo rodea.

Créditos y Agradecimientos: Las Provincias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: