LA UNIVERSIDAD DE LA TIERRA DE SEGOVIA (Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia) versus LA UNIVERSIDAD DE LA TIERRA DE OXACA # Una propuesta para el aprendizaje convivencial   Leave a comment

La semana pasada tuve la oportunidad de visitar la Universidad de la Tierra en la ciudad Oaxaca. Gracias a la invitación de Gustavo Esteva me acerqué a esta ciudad del Sur de México para conocer uno de los proyectos pedagógicos que más han despertado mi interés y curiosidad en los últimos años. Baste mencionar que La Universidad de la Tierra es un centro que no ofrece títulos, ni currículum, ni programas académicos estructurados. Tampoco hay profesores, ni alumnos. Su trabajo se centra en conectar personas que quiere aprender con quien les puede enseñar. En Internet se reivindica como “una comunidad de aprendizaje, estudio, reflexión y acción”.

Con una visita rápida a las instalaciones de La Universidad de Tierra, uno ya tiene la sensación de que cualquier parecido del centro con una Universidad típica occidental es pura coincidencia. Ya no es que uno no encuentre por ninguna parte un campus con sus instalaciones deportivas, su aparcamiento de coches, su cafetería,  sus aulas o sus despachos, sino que en esta pequeña y austera construcción ubicada en una colonia cercana al centro de Oaxaca, apenas hay una oficina, una habitación-despacho, un patio central, una biblioteca y unos cuantos salones. Pues sucede que para la actividad que desarrolla poco más es necesario.

La Universidad de la Tierra trabaja en tres niveles. En primera instancia establece una red entre quienes están interesados en aprender una habilidad o un oficio y quienes pueden enseñar algo al respecto. Así, si un joven de una comunidad oaxaqueña quiere aprender el trabajo que desempeña un abogado agrario, desde la Universidad de la Tierra se busca a un abogado agrario para que este joven pueda estar durante un tiempo observando su trabajo. En pocos meses, según quienes coordinan este proyecto, el interesado en aprender a desempeñar una labor concreta puede hacerlo sin necesidad de poseer un título y sin  tener que aguantar el estudio desgastante, en la mayoría de los casos, de un sin fin de materias que nunca necesitará saber para la implementación de una determinada actividad.

También en la Universidad de la Tierra se organizan talleres puntuales que son demandados por algunos de los participantes del proyecto del centro. De tal forma, si quien está aprendiendo con un abogado agrario ve que la utilización del ordenador es necesaria para este trabajo y que no tiene mucha idea al respecto, siempre puede solicitar un taller de una habilidad concreta al centro. Si se consigue formar un grupo que comparte una misma inquietud, y si esta puede ser trabajada por personas vinculadas a La Universidad de la Tierra, entonces el taller se organiza. Con cierta frecuencia se implementan talleres de informática o de comunicación popular.

Un segundo nivel de acción de la Universidad de la Tierra está centrado en la investigación.Cada semana se organizan distintos seminarios temáticos donde se abre una discusión que apuesta por un análisis crítico de la realidad. En lo personal, tuve la oportunidad de estar invitado a participar en unos de sus seminarios titulado: “Modo convivial de vida como postura crítica. Análisis de la coyuntura”. Baste mencionar que en esta sesión participaron no sólo personas de Oaxaca, sino gente llegada de la Ciudad de México, EE.UU y Europa.

Por último, se trabaja en un tercer nivel, el cual está vinculado con las relaciones que el centro mantiene con sectores sociales afines a los principios de acción del proyecto. Desde la Universidad de la Tierra se intenta participar activamente de la vida cultural, política y social deOaxaca. En la ciudad y también en comunidades de este Estado del sur de México, el centro participa en redes sociales, ciudadanas y campesinas, que conectan el proyecto con la realidad.

La organización de esta comunidad de aprendizaje parte de un principio de acción, según declaran en Internet: “no existen jerarquías formales”. Asimismo cabe mencionar que buena parte de sus principios, así como parte de su posicionamiento pedagógico, toma como punto de referencia el pensamiento de Ivan Illich. El propio Gustavo Esteva fue amigo de este interesante pensador de origen austriaco, pero que durante mucho tiempo estuvo viviendo en México.

Créditos y Agradecimientos: Jon Igelmo Zaldívar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: