Archivo para la etiqueta ‘juan bautista de toledo

JUAN DE HERRERA SEGUNDO ARQUITECTO DEL REAL SITIO DEL ESCORIAL   Leave a comment

Hecho muy poco frecuente en la Marina Mercante española, el buque rendía homenaje a Juan de Herrera, uno de los arquitectos más destacados de la etapa renacentista hispana. Otra compañía cementera española, Cemenland, hizo lo propio y uno de sus barcos se llamó Arquitecto Gaudí.

Juan de Herrera nació en Roiz (Cantabria) en 1530, falleció en enero de 1597 en Madrid. Miembro de una familia hidalga, nieto de Ruy Gutiérrez de Maliaño y Herrera, señor de la casa solariega de Maliaño, estudió Humanidades y Filosofía en la Universidad de Valladolid. En 1548, recién acabados sus estudios, se incorpora al séquito del futuro rey Felipe II y viaja por Italia, Flandes y Alemania, donde entra en contacto con las corrientes renacentistas. En Flandes será también en 1553 soldado de Carlos I y tres años después acompaña al emperador en su retiro del monasterio de Yuste.

En 1558, tras la muerte de Carlos I, pasa al servicio de Felipe II, cuyo mecenazgo será vital para su carrera de arquitecto. En 1562 concluye la copia de las figuras astronómicas del Libro del saber de astronomía, lo que compagina como enseñante del príncipe Carlos de Austria.

Jacopo da Trezzo. Medalla de Juan de Herrera (1578)

Herrera inicia su carrera arquitectónica en 1561 con las obras del Palacio Real de Aranjuez. A comienzos de 1563 empieza a trabajar con Juan Bautista de Toledo, autor del proyecto inicial del monasterio de El Escorial, y en 1572 asume la dirección de las obras, procediendo a una reorganización, que amplía y cambia la ornamentación interior de la iglesia y la traza de la fachada, en el que destaca la horizontalidad, la uniformidad compositiva y la sobra decoración.

En El Escorial construye también la fachada occidental, la basílica de planta centralizada y el templete del Patio de los Evangelistas. En todo este proceso cambia las técnicas constructivas, modifica las cubiertas y destaca su maestría en las bóvedas de la estructura. Las obras finalizan en 1584.

El monasterio de El Escorial, obra emblemática de Juan de Herrera

Al mismo tiempo interviene en otras obras menores, como la ampliación del Jardín del Rey del Palacio Real de Aranjuez (1577), el palacio de El Quexigal (1563, desaparecido), la fachada sur del alcázar de Toledo (1571-1585), Casa Consistorial de Toledo (1575), puente de Segovia (1582-1584, Madrid), reconstrucción en palacio del castillo de Villaviciosa de Odón (1583), Lonja de Sevilla (1583, actual Archivo de Indias) y Real Aposento de Torrelodones (1589, desaparecido).

En la frontera del plateresco, dominante hasta entonces, la sobriedad y severidad del estilo que desarrolló e implantó Juan de Herrera, conocido como herreriano, fue representativo del reinado de Felipe II y está definido por las rígidas proporciones matemáticas, chapiteles de pizarra y elementos decorativos geométricos (esferas y pirámides).

Fachada de la catedral de Valladolid

La expansión de su estilo arquitectónico es una consecuencia, asimismo, de su nombramiento en 1579 como inspector de Monumentos de la Corona. Entre las obras más destacadas de esta etapa hay que señalar la catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid, obra de una enorme complejidad, acabada en 1589. El estilo herreriano dejó una huella profunda en la arquitectura española del siglo XVII y tuvo entre sus seguidores más destacados a Francisco de Mora, Juan Gómez de Mora y Juan Gómez de Trasmonte.

En 1583 funda la Academia de Matemáticas y Delineación, de la que fue su primer director y es el antecedente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En 1594 cae enfermo y se ve obligado a abandonar su trabajo. Fallece en 1597 y sus restos mortales descansan por voluntad propia en la iglesia de San Juan Bautista, en Maliaño (Cantabria).

Créditos y Agradecimientos: de la mar y los barcos

El sueño del arquitecto Juan Bautista de Toledo   Leave a comment

 

MONASTERIO DE EL ESCORIAL

Monte ordenado en líneas de llanura.

¡Oh, gigante rendido a la armonía!

Mar y bosque de piedra bajo el día,

base de cielos en la noche oscura.

¡Qué entereza! Tu carne tan madura

para la eternidad, ¡qué plena y fría!

¡Qué segura en las torres tu porfía

y qué fiel a la tierra tu armadura!

Unidad de los siglos en las formas

que desnuda el paisaje en la medida.

Cuerpo de razas que al rigor conformas.

Constancia y ambición, si grave, erguida.

¡Oh, templo de las sangres y las normas!

Cumbre de muertes en eterna vida.

Autor: Dionisio Ridruejo Jiménez (Soria, 1912 – Madrid, 1975)

"Sonetos a la piedra" (1934-1942)

 

 

 

Vista aérea del conjunto arquitectónico que alberga las tumbas de los reyes españoles

 

 

 

 

 

Monasterio de las Descalzas Reales

Juan Bautista de Toledo (nació en Toledo o en Madrid alrededor de 1515, murió el 10 de mayo de 1567 en Madrid. Eminente arquitecto renacentista español con excepcional experiencia en urbanismo e ingeniería militar e hidráulica.

Juan Bautista de Toledo (Toledo, 1515 – Madrid, 1567) Ideó El Escorial basándose en el templo de Salomón

De todas formas no sabemos con total exactitud su naturaleza, dada la absoluta carencia de noticias fidedignas sobre sus progenitores, sobre el lugar y fecha de su nacimiento, sobre su primera educación, ya que historiadores y biógrafos, que nunca aluden a sus padres y antepasados, discrepan respecto a su cuna. En tanto Juan de Arfe, arquitecto y contemporáneo, le hace toledano, fray Juan de Huete, primer prior de El Escorial que le trató personalmente, le cree italiano; otros escritores que no le conocieron le consideran natural de Madrid.

Fue conocido en Florencia y Roma como Giovanni Battista de Alfonsis. Ambos arquitectos tienen la misma caligrafía, por eso se piensa que se trata de la misma persona.

Sus obras más importantes son:

El papa Pablo III le nombró como Arquitecto Adjunto Coordinador de las obras de la Basílica de San Pedro. En su etapa romana, Juan Bautista fue el hombre de confianza de Miguel Ángel, Arquitecto Jefe de las obras de la Basílica de San Pedro.

En Nápoles trabajó para Carlos V como arquitecto en 1549 antes de que en 1559 fuese llamado por Felipe II a Madrid, para, en calidad de Arquitecto Real, con un salario de 220 ducados, ocuparse de las obras reales, pero sobre todo para diseñar y construir el Monasterio de El Escorial y urbanizar su entorno.

Juan Bautista de Toledo trazó La Granjilla de La Fresneda. En La Granjilla intervinieron también los arquitectos Gaspar de Vega y Juan de Herrera. A la muerte de Juan Bautista, posiblemente, Juanelo Turriano, Ingeniero Hidráulico de Felipe II, se encargó de terminar los acueductos (la cacera del río Aulencia) y estanques de La Granjilla.

También trabajó en el Palacio Real de Aranjuez, San Jerónimo el Real, Casa de Campo, Alcázar de Toledo, Casa Real de Aceca y Alcázar de Madrid. También trazó la fachada del convento de las Descalzas Reales de Madrid.

Probablemente trabajó como asistente de Antonio da Sangallo en la Fortaleza da Basso (Florencia).

 

Créditos y Agradecimientos: Dionisio Ridruejo Jiménez(Soria, 1912 – Madrid, 1975)  "Sonetos a la piedra" (1934-1942) # Andrés Glez Déniz # Carlos Escolano # Ingenieros en la Corte de Felipe II, Creative Commons, blog spot,

ARQUITECTOS Y APAREJADORES DEL REAL SITIO DEL ESCORIAL   Leave a comment

ARQUITECTOS Y ARQUITECTOS TÉCNICOS_Página_1

arqyutectis tecbucis oag 2

Créditos y Agradecimientos: Globelia

Publicado 25 junio, 2011 por Andrés Magaña García en Juan Bautista de Toledo

Etiquetado con

CASA DE CAMPO # EL ESCORIAL EXTRAMUROS   Leave a comment

Casa de Campo

Es una enorme extensión de mas de 1.700 hectareas al oeste de Madrid. Es, por tanto, el mayor parque público de todo el municipio. Esta superficie duplica la del Bois de Bolougne, en París, es cinco veces más grande que el Central Park de Nueva York o 6,5 veces más grande que Hyde Park de Londres.

Históricamente fue propiedad de la Corona Española y sirvió de coto de caza de la realeza. Tras la proclamación de la Segunda República, fue cedida por el Estado al pueblo de Madrid (1 de mayo de 1931), estando desde entonces abierta al público.

Historia de la Casa de Campo

Felipe II en 1559, ordena, curiosamente, cuando se encontraba gobernando desde Bruselas a su secretario Juan Vázquez de Molina que compre fincas en las proximidades del Alcázar, con la intención de transformarlos, en zona de recreo y, sobre todo, reserva de caza para uso exclusivo de la familia real. En ésa zona de la ciudad destacaban por su extensión las propiedades de campo de Fadrique de Vargas, que tenia un palacio dentro de ésta propiedad, y los terrenos colindantes. Poco despues dichos terrenos le son comprados al titular y utilizados para diversión y recreo de la Casa Real.

Durante el reinado de Felipe IV, el interés por la Casa de Campo decrece en favor del Palacio del Buen Retiro, inaugurado en diciembre de 1633.

Tran el incendio del Alcazar y la llegada de la nueva dinastía de los Borbones, la Casa de Campo experimenta importantes cambios, especialmente tras la construcción del Palacio Real, lo que reaviva el interés de la monarquía por el cercano recinto.

En 1834, durante la regencia de María Cristina de Borbón, la integridad de la Casa de Campo corrió serio peligro al presentarse un proyecto de edificación de un nuevo pueblo, "La Real Cristina", que había de construirse sobre toda su extensión. El proyecto, al final, nunca se llevó a cabo.

En 1876, ya durante el reinado de Alfonso XII, se construye un nuevo lago. En 1878 el recinto sufre un pavoroso incendio en medio de una de las peores sequías del siglo XIX en España, conocida en su tiempo como "la seca de cuatro años" (1875-1879). En el siniestro murió un jornalero, 900 fanegas de superficie fueron arrasadas y 1.013 árboles destruidos.

El 1 de mayo, apenas diecisiete días después de la proclamación de la IIª República, el Ministro de Hacienda del Gobierno Provisional, Indalecio Prieto, hizo entrega al pueblo de Madrid, representado por su Alcalde, Pedro Rico, de la Casa de Campo. Ese día, unos 300.000 madrileños acudieron al Parque a celebrarlo, entrando el pueblo llano en el recinto por primera vez.

Durante la Guerra Civil (1936-1939) la Casa de Campo fue frente de guerra durante casi toda la contienda, siendo aun visibles en su interior numerosos restos de trincheras y fortines. La línea del frente cruzaba el Parque desde el Puente de los Franceses y la Ciudad Universitaria, hasta la zona del actual Alto de Extremadura.

En 1969 se abre el Parque de Atracciones y el 23 de junio de 1972 el Zoológico.

Puntos históricos de interés

El Palacio de los Vargas

El primitivo Palacio de los Vargas fue remodelado en tiempos de Felipe II por Juan Bautista de Toledo y en 1773 por Sabatini.

Destruido durante la Guerra Civil, fue reconstruido con poco acierto, aunque en su fachada se sigue conservando.

Puente de la Culebra

Obra de Francesco Sabatini, fue construido en 1782 por orden de Carlos III, siendo la obra artística más representativa de las que perduran en toda la Casa de Campo y un curioso ejemplo de arquitectura barroca italiana en Madrid.

Restos de la Guerra Civil

En la Casa de Campo perduran numerosos restos de la Guerra Civil, como trincheras y búnkeres.

Cerca del puente de la Culebra pueden verse restos de una posición de retaguardia del ejército nacional.

Créditos y Agradecimientos: Guías y Turismo

Etiquetas de Technorati: ,

 

EL ESCORIAL EXTRAMUROS: EL MONUMENTO DE LAS DOCE CALLES DE ARANJUEZ TAL Y COMO LO DISEÑARON JUAN BAUTISTA DE TOLEDO Y JUAN DE HERRERA   Leave a comment

Los ribereños ya pueden contemplar el renovado monumento de las Doce Calles

Los ribereños ya pueden contemplar el aspecto del monumento de las Doce Calles; un espacio distintivo de nuestra ciudad cuyas obras llevará a cabo la empresa IMESAPI, S.A., por un importe de 730.552,33 euros, después de que el Ayuntamiento de Aranjuez ejecutase el proyecto de manera subsidiaria, dado que Fadesa interrumpió en 2007 estas obras, incluidas como mejoras en el proyecto de urbanización de La Montaña
Se trata de un proyecto calificado de “gran reto y compromiso” por el alcalde de Aranjuez, Jesús Dionisio, pues se trata del monumento que posiblemente mejor simboliza el paisaje de Aranjuez “aunando arquitectura, ingeniería, obra civil y naturaleza, y es difícil entender la configuración histórica de la ciudad sin él”.

La Glorieta de las Doce Calles data de 1613, cuando contaba originalmente con 8 calles, y fue una idea de Juan de Herrera y Juan Bautista de Toledo, como manera de racionalizar la división del paisaje de Aranjuez.

Una vez concluida la rehabilitación hará posible que los ribereños  disfrutemos de la Glorieta de las Doce Calles tal y como fue concebida, incluyendo el punto central original del monumento, desde el que se centraliza todo el entramado geométrico de los sotos históricos.

RESUMEN DE LA ACTUACIÓN
Restauración del monumento: La restauración de las pilastras se está llevando a cabo manteniendo las que se conservan en su posición original y reconstruyendo las que se han perdido o alterado.

Todas las pilastras y piezas ornamentales que faltan se reconstruirán con los mismos materiales y dimensiones que las originales.
Recuperación del sistema de riego de los paseos arbolados mediante caceras, rematadas con sardinel de ladrillo, provistas de sus correspondientes compuertas reguladoras.

Vallado con madera de tilo: Se propuso la instalación de una valla de hierro forjado para cerrar el espacio entre las pilastras, pero dado que la Comisión Local de Patrimonio Histórico no consideró adecuada esta solución, se ejecutará el vallado con madera de tilo, tal y como era originalmente.

Sendas y caminos: Realizados con terrizos naturales.
Rasantes originales en el interior de la rotonda, tal y como ya se hizo en la calzada que rodea el monumento y en la calle de Chillones.
Trazado histórico: Se refuerza el trazado histórico de las Doce Calles, mediante la recuperación de las alineaciones y marcos de plantación en el arranque de las calles que convergen en la rotonda (ocho originalmente y doce actuales).

Senda peatonal y ciclista: Dará una vuelta completa a la rotonda.
Salida de la rotonda en sentido Madrid: Se va a suavizar la pendiente, al tiempo que se recuperarán las alineaciones originales de esta calle.
La Glorieta de las Doce Calles será reconstruida minuciosamente y mantendrá el esquema de doce puertas, una por calle, flanqueada por dos pilastras.

RECUPERACIÓN DE PATRIMONIO
Este nuevo proyecto de rehabilitación de las Doce Calles debe ser englobado en el esfuerzo que el Gobierno Municipal y los ribereños han hecho en estos años para recuperar su patrimonio y las señas de identidad de Aranjuez.

Entre los proyectos de recuperación de patrimonio realizados estos años se encuentran la rehabilitación del Teatro Real Coliseo Carlos III, a punto de finalizar, la recuperación del Raso de la Estrella, el Ayuntamiento del Cortijo o la presa del Embocador, a los que se suman otros en marcha o a punto de iniciarse, como la recuperación de la Azuda de la Montaña, la Casa Grande del Cortijo o la rehabilitación de la estación de ferrocarril.
Proyectos y actuaciones a los que hay que sumar otras numerosas iniciativas, de menor tamaño, que han configurado lo que el alcalde ha calificado  como “el mayor esfuerzo realizado en la recuperación de patrimonio en la historia de Aranjuez”.

Créditos y Agradecimientos: Ayuntamiento de Aranjuez, Patronato Aranjuez Patrimonio de la Humanidad

LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO   Leave a comment

Cuando Felipe II decidió asentar su corte en Madrid, allá por el año 1561, la actual capital de España era un pequeño poblado español de costumbres seculares. Pero no permanecería así por mucho tiempo. Madrid se fue metamorfoseando en una de las ciudades más majestuosas de Europa, según se convertía en el corazón de un vasto imperio. Para comprobarlo, sólo hay que perderse entre sus calles y observar arriba. Pero los alrededores de Madrid también fueron testigos de su opulencia.

Otra forma de concebir el grandioso nos presenta el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial. Este imponente complejo (Patrimonio de la Humanidad y considerado por muchos años La Octava Maravilla del Mundo) formado por un monasterio, un palacio y una basílica, es uno de los proyectos arquitectónicos más ambiciosos que cualquier rey haya podido concebir.

Pero a diferencia del Palacio de Aranjuez, la austeridad es uno de sus atributos principales. Felipe II es el gran protagonista de esta obra monumental, de la que se cuentan innumerables historias de ocultismo, símbolos alquímicos, puertas del infierno, perros negros y misterios aún no resueltos.

La verdad es que el monarca era un erudito en el terreno del arte y la arquitectura y ha tenido la astucia de contratar a dos de los más grandes arquitectos de su época: Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera.

Entre sus muros podemos encontrar ecos de Miguel Ángel, Bramante y todas las formas clásicas que supo revivir el Renacimiento, que tanto gustaban al rey. El Escorial es un pequeño mundo que no deja de desvelar sus secretos, por lo que visitar una y otra vez te permitirá apreciar detalles únicos como la Sala de los Susurros, las astucias arquitectónicas de Herrera, los misteriosos libros de la Biblioteca y las magníficas obras de arte de El Greco, Tiziano y Rubens, entre otros.

Créditos y Agradecimientos: Ministerio de Cultura

TURISMO CULTURAL # FESTIVAL DE LOS ESPÁRRAGOS Y LA FRESA DE ARANJUEZ # LAS REALES HUERTAS DE JUAN BAUTISTA DE TOLEDO Y JUAN DE HERRERA   Leave a comment

FESTIVAL DE LOS ESPÁRRAGOS Y LA FRESA DE ARANJUEZ

El Hotel InterContinental Madrid rinde homenaje la Huerta del Real Sitio y Villa de Aranjuez y a sus más preciadas hortalizas, valoradas por su sabor, en todo el mundo: el espárrago y la fresa, con platos elaborados a partir de recetas tradicionales con toques contemporáneos.

“La combinación perfecta en El Jardín del InterContinental: alta gastronomía, exquisitos sabores y peculiares aromas”

El cinco estrellas madrileño rendirá un merecido homenaje a la Huerta que rodea la monumentalidad del Real Sitio y Villa de Aranjuez, ubicado entre el Tajo y el Jarama. En el siglo XVI, Felipe II hizo de esta villa su lugar predilecto de descanso y, sin duda, disfrutó también de las preciadísimas hortalizas, especialmente espárragos y fresas que se cultivan en estos fértiles campos y reales Huertas diseñadas por Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, arquitectos e ingenieros del Monarca. El actual “Tren de la Fresa” tomó su nombre de los productos que, además de los viajeros, transportaba a Madrid procedentes de la huerta de Aranjuez:espárragos y fresas.

El espárrago, originario de Asia y consumido por egipcios, fenicios y griegos, fue introducido en España por la civilización romana. Durante siglos, ha sido utilizado en preparaciones especiales de “alta cocina”, y en gastronomía real. La fresa es precisamente la otra exquisitez de esta huerta, introducida por los Borbones desde Francia. Fueron los monarcas de esta dinastía los verdaderos artífices del Real Sitio, Patrimonio de la Humanidad desde 2001.

Por este motivo, el emblemático Hotel madrileño quiere rendir tributo especial a estos alimentos tan reales y exquisitos. El Restaurante “El Jardín del InterContinental” celebrará, del 23 al 30 de mayo, un Homenaje a los Espárragos y la Fresa de Aranjuez, apostando una vez más por la gastronomía de alta calidad. El prestigioso emblemático establecimiento ha preparando un Festival Gastronómico parar deleitar a los paladares más exigentes con una selección de exquisitas sugerencias, a base de estas sabrosas y agradecidas materia prima, especialmente diseñadas por José Luque, Chef del Restaurante El Jardín del InterContinental:

– Espárragos Blancos y Vinagreta de Trufa,

– Ensalada de Espárragos con Langostinos de Huelva,

– Espárragos Mixtos con Aceite de Cebollino y Guiso de Boletus,

– Parmentier de Espárragos Blancos con Huevo Poché y Caviar Rojo,

– Salmorejo de Fresas con Jamón Ibérico,

– Suflé Aranjuez o Fresitas Marinadas al Pedro Ximenez

Algunas de estas y otras muchas sugerencias se podrán degustar en el Menú del Día del Intercontinental Madrid, de lunes a viernes, al precio especial de 42 Euros por persona.

Además, los clientes que deseen alojarse en el Hotel InterContinental Madrid, podrán hacerlo desde 152 Euros + IVA –oferta limitada sujeta a disponibilidad y condiciones especiales

Créditos y Agradecimientos: Viajar y Viajar

A %d blogueros les gusta esto: